hit
counter

Como Curar la Colitis por Estres – 5 Remedios Naturales Efectivos

Califica este Articulo

¿Estás sometido a fuertes períodos de estrés? ¿Esos estados de tensión han desencadenado una serie de males intestinales? Se presume que el estrés es un factor desencadenante de la colitis y, en este caso, se le llama colitis nerviosa.

La colitis nerviosa es un padecimiento que puede afectar a la población en general. El estrés puede causar trastornos emocionales que provocan actividad excesiva en los intestinos, lo que induce a la producción de grandes cantidades de jugos gástricos y, por ende, alteraciones del correcto funcionamiento del intestino grueso.

Como-Curar-la-Colitis-por-Estres

Los dolores abdominales y cólicos, la diarrea y el estreñimiento son los síntomas característicos de este tipo de colitis. Si presentas esta sintomatología, es necesario que empieces a tratar la enfermedad antes de que, por descuido, derive en un peor problema.

Existe un conjunto de remedios naturales útiles para el tratamiento de la colitis por estrés. Seguidamente, te enseñaremos como preparar algunos para que encuentres alivio a tu padecimiento.

Remedios naturales para curar la colitis por estrés

Una variedad de remedios naturales es empleada para el tratamiento de la colitis; en este espacio te mostraremos aquellos que te ayudarán a mejorar los síntomas de la enfermedad. La colitis nerviosa ya no será un problema para ti.

1.    Semillas de lino o linaza

La semilla de lino es un alimento cuyo contenido de fibra dietética es alto y ayuda a mejorar la colitis nerviosa. Su consumo permite depurar los intestinos, eliminando la materia fecal almacenada, el exceso de mucosidad y las bacterias negativas y parásitos.

Entre otras capacidades, también puede reducir la inflamación del colon, así como proteger y fortalecer la flora intestinal.

Ingredientes:

  • 18 g de semillas de lino.
  • 300 ml de agua.

Preparación y consumo:

Puedes consumir la semilla como una bebida. Para ello, mezcla la linaza con el agua y llévalos a ebullición por unos minutos. Cuando el líquido tome una consistencia espesa retíralo de la cocina. Luego, debes colar la solución y estará listo el tratamiento.

Te recomiendo consumir la bebida una vez al día, en ayuno, por una semana.

2.    Jugo de zanahoria.

El consumo de zanahoria es ideal tanto para contrarrestar los síntomas de la colitis nerviosa cuando estos empiezan a manifestarse, como para  tratar la enfermedad una vez desarrollada.

Este vegetal tiene principios activos que le permiten regular el sistema digestivo. Posee, además, antioxidantes y vitaminas que facilitan la eliminación de toxinas y fortalecen la flora bacteriana. Por otro lado, es útil para la disminución de cólicos estomacales y gases intestinales.

Ingredientes:

  • 1 Zanahoria grande.
  • 300 ml de agua.
  • 3 Rodajas de piña (opcional).

Preparación y consumo:

Para la preparación de este jugo es necesario primeramente que laves bien la zanahoria. Realizado el primer paso, debes quitarle la concha por completo y picarla en trozos pequeños para así añadirlos a la licuadora. Agrega el agua y empieza a licuar hasta que la zanahoria esté completamente triturada y se forme una mezcla homogénea.

Conseguida la mezcla, cuela el jugo de modo que puedas eliminar el exceso de grumos, sirve en un vaso y tómalo.

De manera opcional, puedes agregar al batido un poco de piña para que proporcione un efecto depurativo del sistema digestivo. Ingiere un vaso de este remedio 30 minutos antes de cada comida.

3.    Semillas de hinojo.

El uso de hinojo es útil para disminuir las molestias causadas por la gastritis y también la colitis, ya que tiene propiedad antiinflamatoria que ejerce efecto sobre las mucosas con las que tiene contacto.

Produce una suave estimulación en la musculatura intestinal que permite prevenir el estreñimiento y favorece la expulsión de gases. Por otra parte, también ayuda a cortar las diarreas leves al regular los movimientos  intestinales.

Ingredientes:

  • ½ Cucharada de semillas de hinojo.
  • 250 ml de agua.

Preparación y consumo:

La sencilla preparación de este té requiere un poco de agua hervida. A esta le añades las semillas de hinojo y los dejas en contacto para que las semillas liberen sus aceites esenciales. Estima el tiempo necesario y cuela la bebida. De este modo estará lista para consumir.

Toma un vaso diario en ayunas. Si no dispones del tiempo necesario para preparar el té, también puedes agregar un puñado de semillas de hinojo a las comidas fuertes del día.

4.    Jugo de aloe vera y menta.

Estas dos plantas son famosas por sus diversos usos en la medicina natural. Las vitaminas del complejo B encontradas en el aloe vera o sábila proporcionan al organismo la capacidad de contrarrestar las dolencias digestivas.

Son múltiples las propiedades curativas de la sábila para el sistema digestivo, ayudando a disminuir el estreñimiento, estimular la digestión, regenerar las mucosas gástricas, eliminar las bacterias que se acumulan en el intestino, entre otras capacidades.

Por su parte, la menta ayuda a tener una buena salud digestiva. Combate la presencia de gases o flatulencias, eliminando a su vez los molestos dolores abdominales que estos provocan.

Ingredientes:

  • 25 g de gel de aloe vera.
  • 7 g de hojas de menta.
  • 300 ml de agua.

Preparación y consumo:

Este jugo lo debes preparar colocando a hervir el agua en una pequeña cacerola. Cuando llegue a ebullición añade el gel de sábila junto con las hojas de menta y remueve de manera continua, hasta que el aloe se disuelva por completo en el agua. Al tener la mezcla completamente homogeneizada, retira del fuego y deja reposar.

Por último, elimina las hojas de menta con la ayuda de un colador. Es recomendable consumir el jugo dos veces al día, en la mañana al despertar y en la noche antes de dormir. Procura tomarlo a temperatura ambiente o tibia.

5.    Jugo de papaya

La papaya es una fruta con muy buenas propiedades antiinflamatorias que te ayudarán a disminuir la inflamación intestinal y a proteger tu estómago. Produce gran alivio a los síntomas de la colitis nerviosa, además de ser un alimento rico en vitaminas y minerales.

Ingredientes:

  • 150 g de papaya.
  • 1 Cucharada de miel.
  • 250 ml de agua.

Preparación y consumo:

Un rico jugo de papaya preparas primeramente eliminando las semillas y la concha de la fruta. Pica la papaya en pequeños pedazos e introdúcelos en una licuadora junto con el agua y un poco de miel. Bate muy bien todos los ingredientes y ya tendrás listo tu remedio.

Toma este sabroso batido cuantas veces al día lo desees. También puedes comer directamente los trozos picados de papaya junto con un toque de miel. Es una delicia.

No dejes que las preocupaciones y afanes impidan el normal desarrollo de tu vida cotidiana. Evita en lo posible las situaciones de estrés para que sientas mejoría y complementa las instrucciones del médico con estos exquisitos remedios caseros. Atrévete a probarlos.

Leave a Reply

error: El Contenido Esta Protegido !!