Califica este Articulo

Una correcta alimentación es una de las bases más sólidas para la salud del ser humano. Por lo tanto, por una mala alimentación, adquirimos condiciones como el sobre peso o desnutrición.

Si no nos alimentamos lo suficiente como para obtener todos los nutrientes necesarios para el funcionamiento de nuestro cuerpo, tendremos problemas de desequilibrio tales como; triglicéridos altos, entre muchas otras condiciones que afectan la salud del hombre.

Existe un tipo de problema asociado con la alimentación, en el que nos enfocaremos en este post. Claro está que, no es el único agente causante de dicho trastorno, pues existen otros también, nos referimos a las enfermedades relacionadas con el intestino delgado y grueso, pero en esta oportunidad quisiera centrar la atención principal de este texto a una condición en específica, me refiero a lo que se conoce como colon irritable.

Es una enfermedad que afecta a muchas personas sin distinción de sexo ni edad, lastimosamente para mí, no hace más de tres o cuatro meses padecí de esta condición gastrointestinal, la cual afectó mucho mí salud, en el transcurrir del texto les contaré más sobre mí experiencia con este trastorno.

Si a lo mejor eres como yo, habrás leído de esto en la web, o solo habrás escuchado sobre el tema y ahora que sabes que lo padeces, buscas ayuda e información al respecto, pues no importa cuál sea el caso, aquí voy a mostrar una visión personal, directamente desde mi experiencia.

De igual modo, también explicaré con basamento científico, pero con palabras fáciles de entender, en qué consiste esta no temible pero si molesta enfermedad, que nos lleva a pasar unos momentos totalmente desagradables debidos a los síntomas que se padecen.

Descripción del síndrome del colon irritable

Antes de poder hablar libremente de lo que viví y de cómo logré superarlo en relación al (SCI) o síndrome de intestino irritable como también se le conoce, es conveniente definir y explicar el problema en cuestión, ya que siempre es bueno conocer a fondo lo que se padece para poder atacarlo o incluso, prevenir su reaparición en el cuerpo.

Por otra parte, si no has presentado problemas de este tipo, la información pertinente puede ayudarte a evitar que en cualquier momento aparezca, ya que eso es lo ideal, evitar al máximo el sufrir de patologías, más aun, de enfermedades como el colon irritable que son dolorosas y verdaderamente desagradables para nuestra rutina diaria.

El SII en sí, se puede describir como un trastorno funcional que se ubica en el tubo digestivo, es probablemente el más diagnosticado a nivel gastrointestinal, también es la segunda causa de absentismo laboral después del resfriado común, aproximadamente entre un 10 y un 20% de la población llega a experimentar a lo largo de su vida síntomas de esta condición intestinal.

Es interesante que aun con los números estadísticos mencionados, solo un 15% de ellos soliciten la valoración médica pertinente. Para mí, hablar de colon irritable es recordar las molestias que esto ocasiona y desear no volver a tenerlo, lo cual me ha sido posible, por supuesto, con un tratamiento eficaz que ha erradicado todo síntoma de la misma.

Recordemos entonces que, es un problema de carácter digestivo, el cual se desarrolla en el intestino grueso o colon, tal vez pienses ¿Cómo es que nos enfermamos de una parte del cuerpo tan oculta y ¿Por qué ocurre de esa manera Bien, el intestino en su totalidad es una parte de extrema importancia para el cuerpo ya que, allí acurren tiene lugar muchos procesos que son muy importantes para el organismo.

Claro está que, como dicen algunas personas ¡allí se crean y depositan las heces!, ¡pues sí! Tienen en parte razón pero, algo más que eso ocurre dentro del intestino grueso, el mismo es la última parte del tubo digestivo, se conforma por cuatro partes las cuales son; el ciego, el colon, el recto y el canal anal.

La importancia de esta parte del cuerpo radica en su función, la cual se puede sintetizar de la siguiente manera.

Una vez que la persona ha comido y han pasado unas horas de esto, la masa de alimentos o quimo como se le conoce, llega finalmente al intestino grueso donde ya no se procesa en esta última fase de la digestión.

Aquí ya comienza un proceso de absorción de minerales, del agua, y las vitaminas como son la vitamina K y la vitamina B12 las cuales son liberadas gracias a las bacterias que habitan en el colon. Aquí como dije anteriormente, se compactan las heces y se almacena la materia fecal en el recto hasta el momento de ser expulsadas por el ano.

Y aunque hablaremos del colon irritable debo decirte que, no es la única enfermedad que puede afectar a esta parte del cuerpo, ya que también existe, por ejemplo, la enfermedad divertículo, diverticulitis, colitis ulcerosa, la enfermedad de Crohn, el estreñimiento, la agio displasia, pólipos del colon y el cáncer. Este último es sin duda la peor opción de todas las nombradas y que nadie quisiera padecer.

Cabe mencionar que, si en algún momento se padece de enfermedades como las antes mencionadas de manera muy recurrente, las mismas podrían conllevar a que en un futuro se transforme todo en un temible cáncer de colon por esto, es de suma importancia prestarle la debida atención a nuestro organismo.

¿Por qué me pasa a mí, sí soy muy sano?

Aunque pensemos que estamos sanos no sabemos que está ocurriendo dentro de nuestro cuerpo y en especial, en esta zona que no se encuentra a simple vista y que solo nos damos cuenta de que estamos enfermos cuando comenzamos a sentir una serie de síntomas que nos lo indican, entonces la pregunta es cómo se produce.

 ¿Qué origina el colon irritable?

Tal vez uno de los mayores problemas alrededor de esta enfermedad es que no se conoce a la fecha con precisión su causa, pero si existen lagunas teorías de cómo puede ser que se produzca.

Alteración de las contracciones intestinales

Una de esas teorías que señala el por qué ocurre este síndrome sugiere que el SII se produce debido a las contracciones anómalas que ocurren dentro del colon e intestino delgado, de allí surge el término (colon espástico) como también se le conoce a esta enfermedad.

Infecciones e intolerancia a ciertos alimentos

Las infecciones gastrointestinales graves también son tomadas en cuenta como agente causante de dicho problema intestinal ejemplo de esto es la Salmonella, por otro lado, también las intolerancias alimentarias también son un problema que puede desencadenar la presencia del síndrome de intestino irritable en una persona.

Factores psicológicos

También se le atribuyen algunas causas de tipo psicológico, un aspecto sin duda muy interesante, pues se dice que aspectos como; estrés, ansiedad, entre otros, son detonantes del colon irritable, tema que ha ocupado algunos estudios científicos.

Ahora bien, lo que más me motiva a escribir este texto y compartirlo con ustedes es la solución al problema en sí, pues existen numerosos tratamientos naturales y dietas alimenticias que puedes seguir antes, durante y después de tener esta condición intestinal.  Voy a centrarme en las Dietas para el Colon Irritable pues fue el cambiar mí hábito alimenticio lo que en mí caso fue totalmente efectivo.

La mejor dieta para solventar el problema de colon irritable en nuestro cuerpo

Como se mencionó al inicio de este texto, la alimentación es clave en esto de los trastornos digestivos, existen ciertos alimentos que debemos de ingerir porque ayudan y cumplen funciones curativas y de limpieza en el intestino.

A continuación voy a mostrarles algunas claves en cuanto a la alimentación que utilicé en su momento y fueron de mucha ayuda para mejorar mí estado físico y que ahora han transformado mi dieta cotidiana.

Alimentos sin lactosa

Se deben evitar los lácteos ya que los mismos pueden aumentar la acumulación de gases, pero si deseas consumirlos te recomiendo entonces consumir alimentos sin lactosa ya que esta es la culpable de todo.

La carne a consumir

La carne que se consuma debe estar muy bien cocida y procurar que sea carne magra, es decir, sin grasa, para estos casos en los que se desea ingerir carne, se recomienda entonces comer pollo o pescado, de igual modo.

Estos deben estar muy bien cocidos. Las grasas deben evitarse, pues empeoran los síntomas del colon irritable. Aunque en una acotación personal te recomendaría eliminar las carnes y sustituirlas por alimentos más vegetales, a mí personalmente me ha resultado muy bien.

Poco o ningún condimento

También se deben evitar a toda costa, los alimentos irritantes, me refiero a los alimentos muy condimentados, son muy negativos para estos casos en los que se desea mejorar. Si eres de los que les gusta la comida bien condimentada, te recomiendo que vayas cambiando tu manera de comer antes de adquirir esta u otra enfermedad gastrointestinal.

Buena cantidad de frutas y vegetales

Por supuesto que no puede faltar que añadas a tu dieta una gran cantidad de frutas y vegetales que brinden la fibra necesaria al organismo, para esto, las frutas que puedan ser comidas con la cáscara son una muy buena fuente de fibra, tales como; la manzana o la pera.

Elimina la comida chatarra

Aunque sea una tentación y reconozco que son una delicia, se deben evitar todo tipo de comida chatarra así como, alimentos procesados, ese era mí vicio, por así decirlo, casi todos los días mis comidas tenían que ver con este tipo de alimentos. Luego del problema con el colon irritable tuve que dejar fuera de mí dieta estas comidas, las extraño pero ha servido de mucho dejarlas a un lado.

Algo muy importante que no puede faltar es la hidratación, es indispensable también para el colon el agua, una gran aliada en los procesos que realiza el intestino grueso.

Alimentos ricos en fibra

Otro tips que doy es incorporar en tu cronograma de comidas, alimentos con base en fibra ya que esta es una excelente forma de generar un mejor funcionamiento de los intestinos. Cabe resaltar que, la fibra previene el estreñimiento uno de los síntomas que se pueden presentar con el síndrome de intestino irritado.

El efecto de la fibra en el intestino puede hacerse mucho mayor con la ingesta de abundante agua, como lo mencioné anteriormente, aquí se ve la importancia del agua en este tipo de dieta.

Dentro de los alimentos que puedes añadir en tu dieta para consumirlos y que aporten una cantidad favorable de fibra a tu organismo puedes tomar en cuenta

  • El maíz.
  • El salvado de trigo.
  • Higos y ciruelas secas.
  • Nísperos.
  • Almendras y avellanas.
  • Legumbres
  • Frutas

Esto es solo una muestra de cómo puedes modificar tu dieta, para que logres salir airoso de un cuadro de colon irritable o para prevenirlo si has tenido la suerte de no adquirir esta enfermedad intestinal, prevenirla es fácil depende de ti y lo que hagas en favor de tu cuerpo.

Espero que todo lo expuesto en este post te sirva para comprender mejor lo que implica padecer de colon irritable, en relación con mi experiencia, te puedo decir que fue muy dolora en sus comienzos, por las contracciones abdominales que sentía.

Pero luego de varios tratamientos naturales y principalmente al decidirme a cambiar mis hábitos alimenticios, pues comencé a transformar mí dieta tal como lo describí anteriormente, me he sentido de maravilla y no he experimentado ni siquiera una señal de volver a sentir esos terribles malestares.

Como yo, existen otras personas que pasaron de igual manera por esta situación y que de la misma forma, decidieron cambiar sus dietas, resultando en una alimentación mucho más sana.  De este modo, se obtienen los nutrientes adecuados para que el intestino, en este caso el grueso, que es el tema principal que nos reúne en este texto, funcione de la mejor manera posible.

Otras historias como la mía, puedes revisar en este enlace, para que confirmes aún más que el colon irritable indudablemente tiene cura y superes este trastorno intestinal cuanto antes. Dietas para el colon irritable, que alimentos se deben comer y cuales debemos evitar

Si sufres constantemente los síntomas del SCI, adopta una dieta para el colon irritable, y descubre que alimentos comer y cuales evitar.

Según los doctores, el Síndrome del Colon Irritable (SCI) o Síndrome del Intestino Irritable (SII) no es una enfermedad, sino una disfunción de los intestinos.

Por lo tanto, lo que debes de cuidar son tus hábitos alimenticios y tus niveles de estrés, ¿te suena a que requieran un poco de cuidado extra?

Si es así, elimina los molestos síntomas del SCI con un delicioso menú para colon irritable, que no te costará mucho trabajo adaptar a tu vida diaria. Descubre una deliciosa dieta para el colon irritable, que alimentos comer y cuales evitar

Muchas ocasiones cuando se escucha que hay que “hacer dieta”, se piensa lo peor, que todo lo rico de la comida quedará prohibido y que se está destinado a comer lechuga con rábanos.

Afortunadamente no es el caso de los alimentos para colon irritable, puedes mantener tu estómago feliz al tiempo que lo mantienes libre de gases, hinchazón y retorcijones.

Sabemos que puede ser aburrido para muchas personas seguir estrictamente una dieta, por ello, te mostraremos ideas de lo que puedes comer y qué no, en cada momento de las comidas del día.

Solo ten presente que si sigues comiendo lo que te causa irritación, puedes irte acostumbrando a vivir con el intestino irritable.

Dieta para el colon irritable para el desayuno

Comienza el día hidratándote muy bien, puedes tomar un vaso de agua con el jugo de uno o medio limón, para comenzar a limpiar tu organismo.

Otra opción es tomar un vaso de agua con una cucharadita de gel o extracto de aloe vera, muy eficaz para recubrir y aliviar las paredes del intestino.

Luego toma infusiones, todas resultan deliciosas y ayudan a desinflamar y limpiar, como:

  • Manzanilla
  • Raíz de regaliz.
  • Tila
  • María luisa.
  • Trébol de agua.
  • Menta
  • Jengibre
  • Cardo mariano.
  • Cuachalalate

Si actualmente tienes el intestino inflamado, será recomendable una dieta blanda, lo que para el desayuno sería ideal, frutas y cereales simples.

Deben ser frutas bajas en fructosa y ricas en fibra soluble, como el dulce de membrillo, la papaya y manzana, remolacha, aguacate, zanahorias, plátano maduro, coco fresco, chayote y camote.

Dieta para el colon irritable para la comida

Opta por comidas de raciones pequeñas, realiza de cinco a seis comidas diarias en pequeñas raciones para favorecer la buena digestión; tres comidas fuertes y dos o tres tentempiés.

Consume proteínas y almidones resistentes en cada comida fuerte, pero en pequeñas cantidades, como huevo, carnes magras, pescados chicos como caballa, merluza, sardinas, lubina o rape, moluscos o soja.

Además, almidones como arroz cocido y enfriado, plátanos verdes, fécula de patata cruda y avena remojada.

Evita comer más de dos tipos de almidones en la misma comida y por supuesto, elige comidas cocinadas al vapor, a la plancha, horneadas o cocidas; no querrás irritar a tu intestino.

Se puede condimentar la comida con laurel, ajo, cebolla, cúrcuma, jengibre, romero o tomillo; se debe desaparecer o reducir el consumo de picante.

Dieta para el colon irritable para hacer en la cena

Para el momento de la cena cambia el viejo hábito de la taza de chocolate o café, por alguna de las infusiones señaladas en el desayuno. Y recuerda cenar al menos una o dos horas antes de ir a dormir.

Si se desea consumir legumbres deben remojarse durante seis u ocho horas para eliminar sustancias anti nutrientes que no permiten digerir bien la legumbre en los intestinos. Y debe de cocerse perfectamente.

En la cena puedes ingerir media taza de búlgaros si no eres intolerante a la lactosa o media taza de yogur natural. Con una ración de verduras frescas o cocidas, arroz frío o quínoa.

Dieta para el colon irritable para las colaciones

Entre comidas, puedes elegir frutas, purés de verduras, pan blanco o gelatinas, galletas simples, bebidas de leche de soja, almendras o arroz.

Alimentos o suplementos de fibra soluble, ya que ayuda a bajar la grasa del organismo al tiempo que beneficia la desinflamación del colon.

Dieta para el colon irritable con intolerancia a la lactosa

Si se sufre de intolerancia a la lactosa sencillamente se debe de eliminar los alimentos lácteos y sus derivados, como leche, quesos, natas, natillas, repostería y otros.

Licuados o jugos para limpiar el colon

Dentro de la deliciosa dieta para el colon irritable, puedes incluir licuados o jugos para limpiar el colon que puedes tomar en el desayuno, o entre comidas durante el día

  • Licuado o jugo de piña con pepino, aloe vera y 250 ml de agua.
  • Licuado de kiwi, linaza y pera con 250 ml de agua.
  • Licuado o jugo de piña, fresa y perejil con 250 ml de agua.
  • Licuado o jugo de limón, linaza y miel con 250 ml de agua.
  • Licuado o jugo de remolacha con zanahoria y 250 ml de agua.
  • Licuado o jugo de piña con penca de sábila, pepino, manzana y 250 ml de agua.

Recuerda que puedes prepararte alguno de estos jugos en la mañana y llevarlo contigo en un botellón. Aunque es recomendable que lo consumas en breve para aprovechar todos sus nutrientes.

Todas las frutas y verduras deben estar bien lavadas y desinfectadas, sin semillas ni cascara para permitir una mejor digestión y acción en las paredes intestinales.

Alimentos prohibidos para el colon irritable

Toma en cuenta que tu sistema intestinal no mejorará a menos que dejes de comer los alimentos que lo irritan. A continuación una lista de los alimentos y bebidas que debes evitar según tu tipo de colitis y el grado de intolerancia que tengas.

  • Cítricos.
  • Zumos de frutas.
  • Verduras crudas.
  • Verduras flatulentas.
  • Cebolla
  • Brócoli.
  • Lechuga.
  • Col.
  • Sorbitol.
  • Refrescos.
  • Café.
  • Alcohol.
  • Té comercial.
  • Azúcar.
  • Lactosa en caso de ser intolerante.
  • Alimentos procesados o empaquetados.

Consejos para vivir bien con colon irritable

Mastica tranquilamente tu comida y come en pequeñas cantidades entre cinco y seis veces al día. Recuerda que un factor muy importante que actúa como cafeína en tus intestinos es el estrés, así que libérate del estrés para que evitar las molestias del intestino irritable.

Al tiempo que aplicas tu menú para colon irritable adopta también una rutina leve de ejercicio todos los días, eso mejorará notablemente tu calidad de vida. Alimentos que me favorecen en los periodos de estreñimiento y diarrea que causa el colon irritable

El colon irritable suele ocasionar a los afectados problemas de diarrea y estreñimiento en periodos de tiempo, algunos le da con estreñimiento, otros por su parte sufre de diarrea y a otros le da las dos juntas diarrea y estreñimiento.

Lo que lleva hacerse la pregunta a los que sufren de estos molestos síntomas que causa el colon irritable ¿Qué alimentos puedo ingerir para ayudarme con los síntomas y tener una mejor digestión? Aquí te lo muestro.

Periodo de estreñimiento

Para aquellos que atraviesan el periodo de estreñimiento que causa estragos en su salud digestiva causando síntomas como el dolor de estómago tipo cólico, sensación de defecación incompleta, eses muy duras, dolor al defecar, gases y hasta problemas con las hemorroides le tengo una dieta que pueden consumir si sufren de esta condición tan molesta que puede aliviarles los síntomas y ayudarle a digerir mejor los alimentos

Desayuno

El desayuno para las personas que sufren del periodo de estreñimiento que causa el síndrome del intestino irritable debe estar basado el fibra y frutas que ayuden al cuerpo a regular los movimientos intestinales y suavizar las heces para aliviar los molestos síntomas que ocasiona el mismo

Para comenzar el día es recomendable comer una tasa de avena con leche deslactosada, preferiblemente fría, la avena tiene propiedades que ayuda al intestino a tener movimientos regulares y a suavizar las heces, una de los mejores alimentos ricos en fibra es la avena así que si estas estreñido ¡Consúmela!

Un buen baso de avena con leche sin lactosa frio es la mejor opción para acabar con tus días de estreñimiento  es muy simple de preparar solo leche fría le agregas la avena en hojuela y luego licuas la mescla y listo, sin azúcar para que no irrite tus intestinos, también se puede tomar con leche de soya, si la prefieres caliente también la puedes consumir así.

Almuerzo

Un buen almuerzo para los que sufren de los estragos del estreñimiento es la sopa de Auyamas, la auyama es buena para darle suavidad a las heces y activar el movimiento intestinal.

Para hacer esta sopa necesitas Auyamas, fideos, perejil, hierbabuena y un poco de sal solo un poco recuerda que no se quiere irritar al ya irritado colon.

Lo primero que debes hacer es cortar en trozos y sancochar la auyama, luego aplicarle un poco de perejil y hierba buena y dejar que la verdura se afloje, luego sacar la verdura y con la misma agua, verterlo en licuadora y licuar el hervido.

En una hoya aparte sancochar fideos y luego cuando estén listos colar los fideos y luego verterlos en el licuado de auyama vera que aparte de quedar zaceo con este nutritivo plato se aliviaran sus síntomas de estreñimiento , si quiere agregarle un poco de proteína el pollo es una buena opción , puedes agregarle pollo a sancochado a la sopa.

Cena

La última comida para los que sufren de estreñimiento puede estar basada en pan integral tostado  y cambur, el pan integral contiene fibra que es esencial  para el funcionamiento regular de los intestinos y el cambur contiene propiedades que ayudan a lidiar con el estreñimiento.

Un pan integral tostado con un merengada de cambur con leche deslactosada es una buena opción para cenar si sufres de estreñimiento causado por el colon irritable.

Periodo de Diarrea

El periodo de diarrea que suelen cursar las personas que sufren de este molesto síndrome puede ocasionarles síntomas como; Dolor abdominal tipo cólico, gases, nauseas, ansiedad y la incómoda diarrea, para solucionar estos molestos síntomas te recomiendo esta dieta cuando sientas los estragos del colon sensible que aunque no mata vaya que mortifica.

Desayuno

En el desayuno puede consumir torta de maíz natural, el maíz natural tiene propiedades antidiarreicas y ayuda a los intestinos con su flora bacteriana, puesto que el almidón que contiene el maíz ayuda a regular las bacterias que se encuentran en el intestino, parando así la diarrea.

Puedes consumir en la mañana una torta de maíz natural, para hacerla solo tienes que sancochar el maíz preferiblemente amarillo aunque el blanco también funciona y luego que esta sancochado dejar que los granos de maíz se enfríen y molerlo, colocarle un poco de sal al gusto hacer una pequeña tortilla estilo Panquecas y ponerla a asar, esta lista cuando la masa se pone dura es hora de sacarla de la cocina.

Esta tortita la puedes acompañar con un poco de plátano asado que también contiene propiedades antidiarreicas junto con un buen jugo de manzanas es lo mejor para el periodo de diarrea, el jugo de manzana sin azúcar y la manzana tiene que ser natural no puede ser un jugo comprando en el supermercado de esos que contiene conservantes y colorantes y aditivos, todo natural, bajo en sal bajo en azúcar  y sin químicos.

Almuerzo

El almuerzo ideal para los que se encuentran en este periodo debe ser basado en alimentos que regulen la flora bacteriana y sean antidiarreicos para ayudar a controlar la diarrea.

Un almuerzo ideal sería un buen plato de bolas de maíz con pollo, el maíz como ya te explique contiene propiedades muy buenas para combatir la diarrea, luego de tener el maíz sancochado y tener la masa lista lo primero que debes hacer es hacer una bola con el maíz y ponerle a sancochar hasta que la mescla quede como una bola de maíz compactada.

El pollo lo puedes cocinar bajo en sal para no irritar el colon y lo pones a sudar en la plancha, esta es un almuerzo sencillo de preparar que seguro parara tus malestares con la diarrea, lo puedes acompañar con un buen jugo de manzana con arándano.

Cena

Para la cena puedes consumir unas patatas sancochadas, con un vasito de yogurt natural será más que suficiente para ayudarte con la molesta diarrea, recuerda que debe ser yogurt natural jamás procesado ya que puede agravar la situación.

Palabras de Busqueda
  • cereal de fibra con leche deslactosada e intestino irritable