hit
counter

Lactosa Sindrome Intestino Irritable

Califica este Articulo

Antes que nada, conviene definir que es la lactosa, en palabras sencillas podemos decir que ésta es el azúcar de la leche, por ende, la responsable del dulzor de la misma. Se utiliza en los fármacos y en ciertos alimentos. El compuesto de la lactosa es glucosa y galactosa. La lactosa no solo está presente en la leche de los mamíferos, sino también, en ciertos alimentos preparados que podemos comprar en el supermercado.

Con respecto al intestino irritable, este síndrome consiste básicamente en la alteración del tránsito intestinal, produciéndose ciertas contracciones e inflamación en el intestino grueso, lo cual ocasiona dolor abdominal y síntomas como la diarrea, el estreñimiento, entre otros.

Lactosa-Sindrome-Intestino-Irritable

Ahora bien, si te preguntas qué tiene que ver la lactosa con el síndrome del intestino irritable, eso es lo que vamos a detallar en este artículo, puesto que, la lactosa es incompatible con el organismo de algunas personas, es decir que, éstas son intolerantes a la misma y los síntomas que se presentan cuando esto ocurre, pueden confundirse incluso, con un colon irritable.

Para entender mejor la relación entre la lactosa y el síndrome de intestino irritable desglosemos cada uno de estos padecimientos; lo que se conoce como la intolerancia a la lactosa y por otra parte, el colon irritable, a fin de entender mejor sus causas y cómo pueden afectar a quienes los sufren. Asimismo, veamos cómo salir de dudas y determinar si se padece de una o la otra y cómo puede lograrse un diagnóstico adecuado.

La intolerancia a la lactosa ¿Exactamente en qué consiste?

Básicamente la intolerancia a la lactosa es un problema digestivo, que se presenta debido a que el cuerpo rechaza a este componente en cualquier alimento que sea consumido, incluso en la leche materna si la madre no tiene una dieta estricta. Cuando la lactosa llega al intestino delgado y este no puede hacer la debida digestión, el componente pasa al intestino grueso y al fermentarse, ocasiona que éste se hinche, produciendo gases, nauseas, dolor y síntomas como la diarrea.

¿Cuáles pueden ser las señales que indiquen que se sufre de intolerancia?

Hay ciertos indicios que nos permiten encender la alarma sobre una posible intolerancia a la lactosa, es importante tener presente que, si la razón de tales síntomas es la intolerancia, éstos se presentarán luego de un período comprendido entre media hora y dos horas después del consumo.

Las señales de la intolerancia a la lactosa son; inflamación del abdomen, deseo de vomitar, gases, dolor abdominal agudo, diarrea o en algunos casos estreñimiento, sonidos abdominales conocidos como borgorigmos, pérdida de peso.  Para determinar si estos síntomas, similares a otras patologías intestinales son consecuencia de la intolerancia a la lactosa, deben realizarse ciertos exámenes que aclaren el diagnóstico.

Para eliminar los síntomas, obviamente la persona debe eliminar la lactosa y los alimentos que la contienen, de su dieta diaria. Al hacer esto los síntomas desaparecen. Es importante acotar que, la sintomatología ya descrita, puede ser más o menos aguda, dependiendo de la cantidad de lactosa consumida o el tipo de lácteo ingerido.

¿Qué tipo de examen determina la intolerancia a la lactosa?

Es importante que no te dejes llevar únicamente por los síntomas ya mencionados, pues tal como ya se ha acotado, estos pueden corresponder a otro problema digestivo. Hay quienes al dejarse llevar simplemente por estas señales, caen en el error de eliminar de sus comidas todos los alimentos que contienen lactosa, perdiéndose de los beneficios de los lácteos, sin que en realidad, estos sean los culpables de su mal intestinal. Por ello, lo mejor es confirmar las sospechas con las pruebas pertinentes.

Uno de los métodos o de los exámenes que se realizan para diagnosticar la intolerancia a la lactosa es a través de una muestra de sangre, antes y luego de que la persona consuma una bebida con lactosa. Con esto se mide la cantidad de glucosa en la sangre, si los niveles no varían, es muy probable que el diagnostico sea positivo. Sin embargo, para tener mayor certeza de que los resultados son correctos, se recomienda mayormente la prueba de hidrógeno espirado.

Esta prueba consiste en medir los niveles de hidrógeno en el aliento, lo cual es indicativo de que verdaderamente la lactosa no se está digiriendo. Igualmente para esta prueba se ingiere una bebida con lactosa y luego se hacen las respectivas mediciones.

En el caso de los bebés con pocos meses de nacido, se analizan las heces, pues si éstas contienen glucosa, esto es un indicio de que no se está digiriendo la lactosa como debería.

Con respecto al síndrome de intestino irritable

Como habrás podido darte cuenta, los síntomas de la intolerancia, son prácticamente los mismos que se sufren cuando se padece del síndrome de intestino irritable, por lo que, es muy fácil confundir lo que se está padeciendo con una u otra. La principal diferencia con estas patologías es su origen, pues con la intolerancia, sabes exactamente qué la provoca, al ser una respuesta de rechazo del organismo a la lactosa.

Por el contrario, cuando hablamos de colon irritable, las causas relacionadas a esta enfermedad aun no se conocen con certeza, aunque se le atribuyen posibles problemas de ansiedad, estrés, traumas psicológicos, factores hereditarios o una mala alimentación. Por esta razón, es importante determinar a través de una serie de exámenes, como los ya descritos, si se sufre de intolerancia o del SII, si el resultado es la primera opción, las medidas a tomar son básicamente sencillas.

El afectado no podrá ingerir lactosa y si lo hace, debe cuidar sus niveles de ingesta, para que los síntomas sean menos agudos. Si en cambio, la persona padece de SII, debe adoptar una serie de medidas para modificar ciertos hábitos y poder obtener mejoría.

En mi caso particular, al corroborar que padecía de colon irritable, debía hacer cambios drásticos en mi alimentación, cambiar mi ritmo de vida y seguir tratamientos naturales que de verdad fueron la solución más efectiva a mi problema. Si gustas revisar toda mi experiencia completa con esta enfermedad, solo debes ingresar a este enlace y conocer toda mi historia.

La mayoría de los padecimientos intestinales tienen solución, solo queda de tu parte atender el problema debidamente. Con fuerza de voluntad y el tratamiento natural adecuado, te aseguro que resolverás cualquier inconveniente intestinal. ¡Comienza ahora tu curación y disfruta de una vida saludable!

Leave a Reply

error: El Contenido Esta Protegido !!