hit
counter

Rifaximina Tratamiento Colon Irritable – Las 5 Cosas que Debes Saber

Califica este Articulo

¿Sufres de estreñimiento, diarrea o constipación e hinchazón abdominal? Es posible que padezcas de colon irritable, también llamado síndrome del intestino irritable (SII, por sus siglas). Esta es una alteración del tubo digestivo que produce afecciones en el mismo.

Los molestos síntomas de esta enfermedad pueden perjudicar de gran manera tu buena calidad de vida, si la padeces, ya que estos pueden repetirse de manera recurrente  y frecuente.

Rifaximina-Tratamiento-Colon-Irritable

Aunque se desconoce cuáles son con exactitud las causas del colon irritable, numerosos estudios científicos sólidos han determinado que la participación de las bacterias juega un papel fundamental en la génesis de este síndrome; es por ello que se ha implementado el uso de antibióticos para contrarrestar los efectos adversos que trae consigo dicha enfermedad.

En esta ocasión tengo para ti una nueva información que será de mucho interés si has sido diagnosticado con síndrome de colon irritable. Es importante que antes de consumir un medicamento, te documentos de todas las cosas que este puede generarte, tanto las positivas como las negativas, para que seas consiente de su uso.

 5 Cosas que debes saber de la rifaximina

Uno de los antibióticos probados para el tratamiento del síndrome de intestino irritable es la rifaximina. Recientemente, se han realizado estudios en los que se comprueba su eficacia para el control y alivio de los síntomas de dicha enfermedad.

1.    Beneficios de la utilización del rifaximina para tratar el síndrome de colon irritable

Una de las principales ventajas de este antibiótico es que no es bien absorbido en el torrente sanguíneo, sino que se mantiene en el tracto digestivo, liberando las toxinas responsables de la eliminación de las bacterias y a su vez permitiendo que el efecto se mantenga por un tiempo posterior al término del tratamiento.

Estudios realizados comprobaron que la administración de rifaximina en pacientes diagnosticados con SII, minimizó de manera eficaz síntomas como diarrea, espasmo e hinchazón. Incluso, éste efecto se prolongó hasta diez semanas después de su administración.

Tomando en cuenta estos estudios, los organismos internacionales de salud etiquetaron a éste medicamento como apto para el consumo en el tratamiento del colon irritable, lo cual es una muy buena noticia para ti si tienes que sufrir día a día los molestos efectos de la enfermedad.

2.    Modo de administración del medicamento

Puedes encontrar la rifaximina comercialmente en dos presentaciones: tabletas de 200 mg y de 550 mg. En el caso del tratamiento del colon irritable, debes utilizar la de 200 mg. La presentación de 550 mg es usada para el tratamiento de otras enfermedades, como encefalopatía hepática. La administración de la tableta deberás hacerla vía oral, 3 veces al día, por un período de 14 días.

Debes procurar tomarla todos los días a los mismos horarios establecidos, puesto que de no ser así las bacterias crean resistencia al medicamento y obviamente no queremos eso para ti, ya que los resultados serían adversos, y no presentarías mejoría. Además, tener horarios fijos para la toma de la medicación te ayudará a no olvidarlo.

En caso de olvidar tomar una pastilla debes hacerlo en lo que lo recuerdes, a menos que la hora de la próxima dosis esté muy cerca; en ese caso, espera el tiempo previsto. No tomes nunca dosis dobles. Es necesario que mantengas la dosis prescrita. No aumentes ni disminuyas la cantidad de medicamento administrado.

No detengas la administración del antibiótico sin que haya transcurrido el tiempo descrito, a pesar de que te sientas mejor. Si al cabo de los 14 días o tiempo posterior siguiendo el tratamiento los síntomas no mejoran o regresan, es necesario que te comuniques con tu médico y le cuentes lo sucedido.

3.    Precauciones especiales  para la administración del antibiótico

Previo al consumo del medicamento es necesario que sepas si eres alérgico a la rifaximina, ripafentina, rifampina o cualquier otro ingrediente empleado en la preparación de la cápsula. Ésta información la puedes encontrar en el prospecto interno del medicamento; en caso de no ser así, pídele a tu médico que te la proporcione.

Informa a tu médico si estás tomando o has tomado en tiempo reciente vitaminas, suplementos alimenticios, antibióticos o cualquier otro medicamento. Esto con el fin de determinar si debe haber una variación en la dosis indicada o si hay que estar alerta a la posible aparición de efectos secundarios.

Es muy importante consultar al médico especialista si puedes consumir rifaximina en el embarazo o en período de lactancia.

4.    Efectos secundarios del uso de rifaximina

La mayoría de los medicamentos sinterizados a nivel de laboratorio provocan efectos secundarios y la rifaximina no es la excepción. Seguidamente, te mostraremos algunos de los efectos no deseados que podría producir su administración.

El consumo de este antibiótico puede causar dolor en las articulaciones, dolor de cabeza, cansancio excesivo, náuseas o rigidez en los músculos. Si aparece uno de estos síntomas luego de la administración del medicamente, no tienes de que preocuparte; a menos que los efectos sean muy intensos o no desaparezcan.

Otros efectos secundarios más graves son: aparición de salpullido, urticaria, dificultad para respirar o tragar, ronquera e inflamación repentina de la cara, la lengua, los ojos, los labios o cualquier otra parte del cuerpo.  Si observa la aparición de éstos síntomas, es importante que llames de manera inmediata a tu médico o te dirijas al centro de salud más cercano.

5.    Otras consideraciones

Debes tomar en cuenta que para que el tratamiento del colon irritable sea totalmente efectivo no hay que descuidar estos tres factores importantes: tu  alimentación, el control de la medicación y  tu estado de ánimo.

En algunos casos es necesario cambiar los hábitos alimenticios. Debes comer mayor cantidad de  frutas y verduras. Evita los alimentos contraindicados en los casos de colon irritable, como aquellos que producen flatulencias o poseen mucha grasa.

Asiste a las citas pautadas por tu médico para realizar la inspección de rutina, esto servirá para tener un control del avance producido por el tratamiento con el antibiótico.

Por último, trata en lo posible de evitar el estrés, el cual no es bueno para el SII ni para ninguna otra enfermedad. Así que, no permitas que el estrés te gane la carrera. ¡Arriba ese ánimo!

Los tratamientos para los casos de colon irritado son muy limitados, por ello tener la opción de emplear la rifaximina representa un gran progreso para aquellos que viven en constante lucha contra este padecimiento. ¡Sé tú también partícipe de éste avance!

Leave a Reply

error: El Contenido Esta Protegido !!