hit
counter

Sindrome de Intestino Irritable en Niños – 3 Consejos Utiles

Califica este Articulo

El síndrome de intestino irritable es una anormal función del aparato digestivo. En la actualidad no se sabe con exactitud que lo causa tampoco hay un diagnóstico preciso. Muchas teorías hablan de factores como: Ritmo de vida, mala alimentación, abuso de cafeína, lactosa y licor.

Así mismo emociones como estrés son responsables de este síndrome, y para ser diagnosticado es a través de una serie de criterios, claro luego de las evaluaciones médicas, para descartar algún otro trastorno o enfermedad.

Sindrome-de-Intestino-Irritable-en-Ninos

El síndrome de intestino irritable (SII) ha sido tomado como enfermedad durante un tiempo, pero en verdad es un trastorno del tracto digestivo, y aunque no es el único que puede provocar molestias, es uno de los más comunes.

Esto afecta a 1 de cada diez personas, incidiendo más en la población femenina. Para un adulto, representa una molestia diaria por los síntomas que se presentan, pero para un niño es aún más difícil, pues la manera de controlar debe ser más delicada.

Un niño que presente signos de SII, suele tener el colon más sensible, es decir, este reaccione con mayor intensidad a alimentos o emociones que normalmente no le afectaría. Los niños podrán experimentar síntomas del SII a causa de:

  • La forma en que se mueve la comida en el sistema digestivo.
  • Por su sensibilidad, este puede sentir dolor abdominal por el estiramiento y movimiento.
  • Exceso de bacterias que crecen en su estómago.

Y estos tienen mayor posibilidad de padecer del trastorno si ambos padres lo sufrieron en determinado momento.

Las señales que pueden presentarse en los niños son:

  • Dolor abdominal crónico, es decir, persiste durante mucho tiempo.
  • Cambio en el hábito intestinal, puede presentar diarrea o estreñimiento, estos suelen ser crónicos o intermitentes también suelen alternarse.
  • Nauseas.
  • Sentirse mareado.
  • Falta de apetito.
  • Inflamación y gas.
  • Calambres.
  • Necesidad constante de evacuar.

Además de estos, los niños luego de evacuar, pueden seguir sintiendo la necesidad de hacerlo, y tanto la forma y color de las heces cambian y a su vez pueden tener mucosidad. Pero cuando se tratan de enfermedades, suelen ser impredecibles, y en niños aún más. Por eso la consulta con un médico es importante, pues los síntomas se pueden presentar por alguna otra enfermedad, y un mal cuidado de esta puede agraviar la salud del infante.

Normalmente, el médico hará una detallada inspección sobre los antecedentes de salud y examen físico, porqué para diagnosticar el SII, es descartando los síntomas de alguna otra enfermedad. Como los síntomas pueden pertenecer a una enfermedad ajena del SII, el médico mandará a realizar pruebas de laboratorios como:

  • Análisis de sangre: Aparte para descartar otra afección, se usa para comprobar si el niño sufre de anemia causada por la inflamación o irritación.
  • Análisis y cultivo de orina: Se usa para determinar si posee una infección en la vía urinaria.
  • Análisis de las heces: Determinará que bacteria o parasito produce la diarrea. Así mismo, para ver si esta presenta sangre oculta, y esto suele ocurrir por la inflamación que sufre el tracto gastrointestinal (GI).
  • Prueba de hidrogeno para determinar la sensibilidad a la lactosa.
  • Radiografía abdominal: Se hace con la intención de darle una imagen clara al médico de cómo se encuentra el organismo.

Consejos para tratar síndrome de intestino irritable en niños

El organismo de los niños es mucho más delicado que el de las personas adultas es por esto que si tu pequeño está sufriendo de intestino irritable deberás aprender a cómo lidiar con su síndrome para que tanto tu como el mantengan una buena calidad de vida sin ninguna preocupación de que este síndrome aumente su intensidad.

 

  • Cocina lo mismo para todos

 

Tal vez  el niño sea el único miembro de la casa que padezca de este síndrome por lo que su menú cambiaría por completo y tendría que ser diferente al de los otros miembros de la familia pero esto no es lo más recomendable puesto que el niño de alguna forma se sentirá aislado de la familia.

Es por lo tanto que deberás comenzar a cocinar para todos algo que tu pequeño pueda comer para que no se sienta diferente a los demás miembros de su entorno familiar, esto no solo lo beneficiara a él si no al resto de la familia ya que su dieta será mucho más saludable y todos tendrán una mejor calidad de vida.

 

  • Notifica a sus maestros del síndrome

 

Si el niño se encuentra asistiendo al colegio o algún tipo de guardería es necesario que tu como representante le informes a sus maestros de que tu pequeño padece de síndrome de intestino irritable para que evites pequeños accidentes con la alimentación en el colegio o guardería.

En algunos casos los niños que padecen de síndrome de intestino irritable son intolerantes a algunos alimentos como los lácteos o que contengan gluten, así que si tu niño tiene problema con algún alimento en específico o con varios en dado caso, tienes que darle a la maestra una lista con lo que el niño no debe consumir para que no se haga daño en su intestino.

 

  • Modera la cantidad de dulces

 

Como niños que son siempre querrán comer golosinas, ya sea por cuenta propia o porque algún amiguito las esté consumiendo y él quiera probar, a los niños que padecen de síndrome de intestino irritable no se les niega que consuman dulces, solo que estos deben de ser en cantidades no muy grandes para que no afecte aún más su síndrome.

Quizás puedas probar haciéndole pequeños dulces saludables que no se encuentres procesados así no tendrás preocupaciones de que estos le hagan daño.

Tal vez en casa le puedas preparar galletas acorde a sus necesidades para que este tenga algo dulce y saludable que comer, también puedes crearle barras de cereal con miel ya que son dulces, nutritivas y ricas en fibras lo cual ayudara a que su intestino este mucho más saludable.

Por ultimo lo que nunca puedes dejar de hacer es llevarlo a la consulta con el medico ya que este será quien dirá si tu pequeño necesita algún tipo de tratamiento en específico o solo con una buena dieta bastara.

Leave a Reply

error: El Contenido Esta Protegido !!